Los Viñedos

Los suelos

La zona norte del Sistema Ibérico es geológicamente compleja, con una orografía muy diferenciada; es por ello, que esta área cercana al Monasterio de Piedra sea el destino de numerosos estudios Geológicos.

Los viñedos situados en las zonas más elevadas al Sur-Este de Calatayud están asentados principalmente sobre pizarras y cuarcitas depositadas en un terreno arenisco formado en el Periodo Terciario debido a la actividad de los glaciares. Estos suelos, principalmente formados por piedras y cascajo, son pobres en nutrientes, tienen mucho drenaje y son un terreno muy específico para las Garnachas plantadas en vaso.

Algo más bajo, en el valle del Jiloca, el subsuelo es más variado (calizas y aglomerados) y el suelo contiene más arcillas aunque varía de un valle a otro. Algunos viñedos tienen un alto contenido calcáreo, mientras que otros contienen niveles muy altos de cuarcita en su superficie.

Los suelos aluviales del fondo del valle, generalmente tienen unas texturas más finas ausentes de piedra y cascajo. Esas tierras y suelos silicios son destinados principalmente a las variedades más internacionales tales como el Cabernet Sauvignon.

Facebook

Twitter

Contáctanos

Acepta política de privacidad.